El grupo Rapala VMC es la compañía líder mundial de aparejos de pesca, señuelos, anzuelos triples, cuchillos y herramientas, ademas es uno de los principales distribuidores de actividades al aire libre, deportes de invierno en los países nórdicos y productos de caza.

Las principales instalaciones de fabricación se encuentran en Finlandia, Francia, Estonia, Rusia, Indonesia y el Reino Unido. La cartera de marcas del grupo Rapala incluye la marca lider en la industria, Rapala y otras marcas mundiales como VMC, Sufix, Storm, Blue Fox, Luhr Jensen, Williamson, Dynamite Baits, Mora Ice, StrikeMaster, Marttiini y Peltonen, incluyendo a 13 Fishing fuera de los EE.UU.

La participación de Rapala VMC Group cotiza en la bolsa de valores Nasdaq Helsinki desde 1998.

Rapala Vmc Spain es un HUB para America Latina, en su almacén se consolidan pedidos a más de 20 países en America Latina. Desde España también se gestionan las sucursales propias de Brasil, Chile, Mexico.

 

HISTORIA DE RAPALA VMC CHILE

Normark Chile es la más reciente apertura del holding Rapala VMC Group, iniciando sus actividades desde 2012.

En sus instalaciones trabajan 16 personas, que se encargan de gestionar ventas a más de 350 clientes, desde Arica a Punta Arenas, incluido territorio insular de Isla de Pascua y Chiloé.

Nuestra bodega, esta dotada de un moderno sistema de picking e inventario con maquinas lectoras, que permiten un rápido y eficaz trabajo logístico.

“ Rapala Vmc es una empresa que tiene muy presente y sabe lo importante que es impulsar, fomentar y desarrollar la pesca recreativa/deportiva y promover la práctica sustentable.

Consiente de todos los beneficios que este deporte brinda, Rapala Chile tiene como uno de sus objetivos impulsar este deporte y difundir para que cada día mas personas disfruten y conozcan los beneficios, como desarrollar mayor sensibilidad, agudizar el valor, el respeto a los peces y el medio ambiente.

Dándonos instancias perfectas para trabajar valores positivos a nuevas generaciones, donde podemos sembrar el amor por el deporte, respeto, cuidado, valor a nuestras aguas y el medio ambiente.

Es una actividad que conecta mucho con la capacidad de liberar tensiones, calmar la mente y disfrutar los momentos sencillos que nos entrega la vida que estamos empeñados a que cada día tenga mas adeptos y sea más conocida.”

 

Todo empezó con un carpintero finlandés hambriento y un cuchillo

Fue en la década de 1930, cuando un sencillo pescador observaba un fenómeno también sencillo. Los peces grandes se comen a los pequeños, sobre todo si éstos están enfermos o heridos.
Así comenzó la mayor historia de pesca jamás oída. Lauri Rapala pescaba en las aguas del lago finlandés Paijanne, remaba silenciosamente y observaba a los peces, cuando vio como un depredador hambriento se lanzaba hacia un banco de alevines y atacaba a aquel que nadaba tambaleándose ligeramente. Esto sucedía una y otra vez.
Lauri se dió cuenta de que si conseguía construir un señuelo que imitase los movimientos del pez herido, podría pescar más peces, ganar más dinero, y no perder el tiempo echando el cebo constantemente. Así Lauri se puso a trabajar, troceó, talló y pulió hasta que el señuelo comenzó a tomar forma.
 
Empleando un cuchillo de zapatero y papel de lija, confeccionó su primer señuelo de corcho en 1936. La superficie del señuelo estaba fabricada con el plástico de las chocolatinas y la capa protectora con negativos fotográficos fundidos. Lo más importante, este señuelo imitaba perfectamente las acciones del pez herido. La leyenda cuenta que en ocasiones, con su nuevo señuelo, Lauri llegaba a atrapar 300 kilos de pescado al día y al difundirse esta noticia, creció también la reputación del señuelo. El resto, como dicen, es historia.
Ese primer señuelo fue el antepasado del señuelo que más que ningún otro, ha permitido a más pescadores experimentar la emoción de grandes capturas; el legendario Original Floating Rapala.